In memoriam

Katy Jurado

Actriz
(1924 – 2002)

Katy Jurado y Luis Eduardo Aute.
Reencuentro en Tepoztlán, Morelos, México, 4 de diciembre de 2000.


Cuando dijiste: ‘amar no es perder’,
Sam Peckinpah, arriba,
brindó con un ‘viva,
Señora, ¡por el amor!’

Knock, knock, knock, knockin’
on Heaven’s door…

Luis Eduardo Aute
Cinco minutos


“La conocí en la casa de un amigo en Tepoztlán. Y fue muy especial para mí, cuando era niño estuve enamorado de ella, era mi novia. Es una gran actriz a pesar de que nunca tuvo papeles protagónicos. Mi favorita es una película que hizo en Hollywood; salía Bob Dylan y la música era de él. Katy tiene ahí un papel precioso, pues en un momento es tierna, adorable y maravillosa, y a la escena siguiente se dedica a matar violentamente a la gente…Y bueno, la conocí… Me parecía imposible… eso acabó con un grupo de borrachos que nos fuimos a cantar y ella, aunque ya se iba, al ver que estábamos cantando se quedó, y creo que se pasó un buen rato. De ahí salió la canción”.

Luis Eduardo Aute
Entrevista de Mónica Mateos
La Jornada, 10 de octubre, 1998.


Luis Eduardo Aute: Cinco minutos (A Katy Jurado)


El pase de diapositivas requiere JavaScript.




“Es difícil, muy difícil, escoger cuál es mi canción favorita de Bob Dylan. Hay al menos una veintena que me son imprescindibles. Pero en cualquiera de mis listas aparecerá Knocking On Heaven’s Doors.

La historia detrás de esa canción es poco conocida, o se ha olvidado, pero es fascinante.

Cuando le preguntan a Dylan de donde se había inspirado para hacer ésta, una de las más hermosas y poéticas canciones del rock & roll, él responde, lacónico: “La escribí para Katy Jurado y Slim Pickens. Simplemente la tuve qué hacer.” En efecto, Knocking On Heaven’s Doors es una canción hecha por encargo.

Bob Dylan se refiere a la película Pat Garret y Billy The Kid de Sam Peckinpah, en donde él mismo tiene una breve aparición, y en donde Katy Jurado, nuestra Katy Jurado, protagoniza una de las grandes escenas del cine Western, y del cine mismo: la escena para la cual Peckinpah le pide a Dylan la canción.

En la escena Slim Pickens, el sheriff del pueblo, es mortalmente herido en un tiroteo y tratsabillea hacia el río cercano. Katy Jurado, su mujer, corre tras de él, y en el minuto 1:52 de éste video, comienza a escucharse el coro de Knocking On Heaven’s Doors.

La escena es increíblemente poderosa: Slim Pickens sabe que se muere, y lo mismo sabe Katy Jurado, quien parece quererlo levantar con esa mirada, en el rostro legendario de la mejor actriz mexicana, mientras la canción de Bob Dylan toca las puertas del cielo (“is getting dark, too dark to see/feels like I’m knocking on heaven’s doors“), la canción de un hombre que se muere”.

Edgar Amador
Bob Dylan y Katy Jurado: Knocking On Heaven’s Doors
Las piedras del camino

Bob Dylan: Knocking On Heaven´s Doors

Anuncios

2 thoughts on “In memoriam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s