Apuntes de travesía



Yagbad fik malhna
Que te guste nuestra sal

Proverbio saharaui


 

Durante nuestro viaje, en el camino, en cualquier jaima, ante el té, la leche de cabra, el perfume, los alimentos y el abrazo fraterno del pueblo saharaui, nos confrontamos una y otra vez con el desprendimiento de quien nada tiene y todo lo está compartiendo. La hospitalidad heredada de antiguas raíces nómadas, forjada en el rigor del desierto y en la lucha por conseguir la libertad.

No fuimos testigos de apariciones sobrenaturales, tal como había oído que sucedería; sin embargo, el desierto sí provocó que afloraran nuestros propios demonios, que cuestionáramos nuestra forma de ver al otro y que, frente al desprendimiento saharaui, nos preguntáramos hasta donde somos capaces de dar y compartir.

En medio de la arena y el siroco redescubrimos un gran tesoro: la generosidad, que en hassanía se dice el karam.

Ricardo Ramírez Arriola

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


En el badía, con los hombres y mujeres que persiguen nubes,
República Árabe Saharaui Democrática, 2006.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s