Apuntes de travesía

Molise, 2008. Regresé después de casi treinta años, un invierno. Buscaba recuerdos; huellas del niño que corría en verano por los olivos, contaba semillas de girasol, nadaba en los depositos de trigo y jugaba con los cascos de los aliados escondidos en el desván. Instantes congelados.  Hacía frío.