In memoriam

korda-3

 

Encarar la historia, en su más compleja dimensión;
en tiempos turbulentos, de riesgo, amenazas, guerras, transformaciones, sueños, cambios, reflujos, reafirmaciones, abismos, estancamientos, reinvenciones…no es poca cosa en la vida de un hombre y de un pueblo.

Encarar la historia sin quedarse en la comodidad de la palabra;
para más bien escribirla con la genialidad y la generosidad del ser revolucionario, la profundidad de una mirada inteligente, brillante y coherente, y la limitante común de todo ser humano enfrentado con los retos de congeniar su tiempo cronológico y generacional, con la guerra, la revolución, las objetividades y las subjetividades, los cambios anhelados, a prueba y en construcción…ha sido el desafío inmenso asumido. No es poca cosa.

Un gigante, sin duda, llamado a trascender como pocos; un estadista en toda la dimensión de la palabra, un político necesario e imprescindible en los más impensables horizontes; pieza clave para imaginarse una realidad distinta a la aplastante y dolorosa unipolaridad y uniformidad gris que marcó no sólo a este continente.

Más allá de las banderas y las fronteras, son pocos los que dejan una huella tan profunda, que seguirá siendo referente y objeto de admiración, a veces inconfesa, incluso en enemigos y adversarios.
Es la huella que deja en este horizonte, intentar ser congruente.

Gracias Fidel.
HLVS

Foto: Alberto Korda


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s